Facebook Twitter Google +1     Admin
El Caribe, por su inspiración, enaltece la Historia y la Cultura

MATANZAS Y DEMIS VALDÉS, EL "JUSTICIERO" VISIBLE

20140910171008-demis-valdes-el-estratega-visible-del-enfrentamiento-entre-villa-clara-matanzas.jpg

 

Demis Valdés, el aparente utility, es el “justiciero” en el desafuero Asiel-Lunar-Villa-Clara-Matanzas. Ni que fuera el remarke de los “Espadachiles”, o el émulo de Emilio Bobadilla, Fray Candil (Cárdenas-Matanzas, 1862-Biarritz, Francia, 1921), el gran narrador y periodista cubano, olvidado por la historiografía, y biolioso por excelencia. De uno a otro hay un gran trecho. Bobadilla dejó una sólida obra literaria; el otro, una pésima acción ciudadana y un mediocre sistema de juego deportivo. 


 

Valdés, a quien un periodista matancero hizo una entrevista en febrero último, a raíz de los trágicos sucesos, vuelve a ser noticia.  Antes se mostró el "niño bueno", algo apenado, defensor de su equipo. Ahora, es el "legitimador" urgido de aparecer en una nómina luego de "purgar" parte de su culpa. 


 

Sin embargo, entre Valdés, el matancero "malo", y Bobadilla, hay una diferencia enorme. El primero, dicen que está emparentado con la familia de Víctor Mesa, el DT VM32. Jamás figurará entre las glorias de las estrellas de la cultura cubana, incluido el deporte. Otra desvergüenza de la "pelota" cubana comandada por Higinio Mesa, mejor expuesto según vox poppuli en el árgot nacional.


Bobadilla es otro hombre, a pesar de sus arrastres. Fue abogado, periodista, narrador, y defendió sus puntos de vista a partir de una misión justiciera, de ética, de ardiente hombre de letra. Cuando apeló al honor, siempre escogió con dignidad las mismas armas del contrario, sin que jamás sorprendiera al otro desprevenido.

 

Al volver a Valdés, el enfans terrible, dijo el periódico Jit, que estaba en el róster de Matanzas, pero ¿cómo?..., no importaba una sanción de la Comisión nacional. Higinio Vélez, entre "trabalenguas", no aclaró, ¿si, o no?en sus "pírricas" declaraciones dadas hace apenas horas en Santa Clara. Otra visión "burlesca", ni que fueran los tiempos de los bufos de Covarrubias, allá, a principios de los años 60 del siglo XIX.


 

Demis Valdés, dígalo o no Higinio Velez Carrión, salió en la nómina del equipo Matanzas. Entonces, ¿cómo lo inventó www.cubadebate.cu, y otros medios  de prensa en Cuba? Higinio, !por favor, más respeto al pueblo cubano, a la afición!, y ponga un coto al despretigio de la Comisión que dirige desde el manto " parcitativo" en las decisiones.  


 

!Oh, hasta cuándo se lastrará una posición cívica, viril, u honesta en Cuba! Mientras las "miserias humanas" subsistan, aquel espíritu nacionalista, cubano, de defensa de lo propio, y de la identidad nacional, a la cual llamó José Sixto Solá desde las páginas de la revista Cuba Contemporánea (1913-1927), estará perdido de nuestros escenarios públicos.


 

Lo más gracioso de esta historia, ayer lunes 9 de septiembre, lo ofreció la televisión cubana. En el desafío de la final por el tercer lugar del Campeonato Nacional Sub23, el narrador Modesto Agüero, menionó la la inclusión de Demis Valdés en la nómina de Matanzas. No dejó "asombros" en la lectura mimética del texto que entregó la Comisión. Tampoco hubo cuestionamientos, y lo presentó como jugador en activo.


 

Tamaña desvergüenza... Otros comentaristas cuestionan la presencia del pelotero matancero en la "nómina oficial", mientras Agüero, al leer el listado, se hizo de la "vista sorda", como si nada supiera al respecto...


 

Al asunto Valdés le "echaron" tierra, mientras Freddy Asiel  Álvarez pagó con su "confinamiento" alejado de los escenarios deportivos. Ramón Lunar Armenteros recibió varias sesiones de atención maxilofaxial, y Villa Clara quedó "desencajado" en la competencia por los primeros lugares de la Serie. Por fortuna, Pinar del Río, con el mítico timonel de Alfonso Urquiola, destronó los "apetitos" gradilocuentes de los Cocodrilos de Víctor Mesa, en su ansia de la "Siesta de un Fauno", con perdón del poema escrito por Mallarmé y música del impresionista Debussy.


 

Higinio Velez, quien rige las riendas del Béisbol, no da entrevistas, tampoco infomación. Niega un derecho del pueblo. Hasta cuándo esos oídos "sordos" estarán dirigiendo en Cuba y desacatando las disposiciones del General-Presidente, Raúl Castro Ruz, como lo nombró Eusebio Leal, y las disposiciones políticas y gubernamentales del país.


 

Después, "algunos directivos del periodismo" quieren "sansionar el empleo de celulares y cámaras" para captar hechos e imágenes "silenciadas" por "voces" que, no son "voces", sino murmullos de burócratas. Gracias a muchos de esos artilugios tecnológicos se contrastó y reconstruyó aquella triste escena en la cual Demis Valdés, sin ton ni son en el escenario del desafío, parecía un toro fiero dispuesto a tomar la "justicia" por su mano frente a los lanzamientos descontrolados de Asiel Álvarez. Allí se vio cómo VMJr. 32 se dirigió al banco y luego retornó al home haciendo "poses" de adolorido por el pelotazo. Todo estaba preparado en uno de los más antológicos ¿misterios? de la pelota cubana de todos los tiempos...


 

Cuántas historias están escondidas y se recomponen gracias a esos artefactos tecnológicos que, en manos de mucho, más que epatar, trazarán las sendas de una verdad irrebatible. Acaso son falsas aquellas imágenes que, en "tomas de no sé quien, fueron captadas y divulgadas a partir de lo ocurrido en el hotelito Rivierita, de Santa Clara, cuendo Víctor Mesa y parte de su equipo "convirtieron" en sitio religioso a una instalación estatal y pública. Fue previo a los últimos enfretamientos entre Matanzas-Villa Clara por el campeonato nacional, ganado por los pupilos dirigidos por Ramón Moré ¿Acaso es mentira? Entonces de algo sirven esos equipamientos técnicos, llámese celulares, videos, tables, o...


 

 

Díganlo o no, son fuentes de información en el periodismo moderno, no al estilo de los denominados "paparazzi", sino de aquel ciudadano que quiere corroborar un hecho y autenticarlo como memoria visual y objetiva del acontecer nacional, universal, o contemporáneo de siempre. No tendrán esas imágenes o advertencias un manto legal, pero si ofrecerán la existencia de un "silencio", expuesto como signo dramático de cualquier actualidad.  


 

 

Por Mayli Estévez Pérez

 

 (Periodista de Vanguardia, Villa Clara, Cuba).


Se hizo el Villa Clara de pelota, pero lo que más sorprende a la afición naranja y de un poquito más allá es que en la nómina de Matanzas salió a relucir un nombre que debió excluirse de la pelota cubana, Demis Valdés.

 

Según la circular de castigo publicada luego de los tristes incidentes del último febrero en el estadio matancero, Valdés no tenía por qué integrar la fila de los Cocodrilos. Y cito: «[...] suspender por un año de todo evento oficial a Demis Valdés por su actitud totalmente incompatible con los principios del deporte cubano [...] su reincorporación estará condicionada al comportamiento que mantenga en lo adelante».

 

Un año que todavía no se cumple, a no ser que en la Atenas de Cuba se rijan por el calendario maya, o vaya usted a saber por cuál, para que seis meses se conviertan en 12. Ahí está el nombre en la nómina (muy oficial pese a la no oficialidad que dejó entrever Higinio Vélez, director de la Comisión Nacional del Béisbol, a esta reportera cuando fue cuestionado sobre el tema.

 

La primera gran contradicción es que la máxima autoridad del pasatiempo de los cubanos le diga a la prensa que no da entrevistas. ¿Qué hacer ante tal arbitrariedad que nos niega a usted y mí el derecho a la información? Tras aclarar que no es una entrevista, sino dos preguntas, agrega que verá si las puede responder.

 

Según Vélez, voz principal de la Comisión Nacional, después de los seis meses de una sanción, los equipos tienen derecho a pedir la revocación de esta. Pero el caso que nos compete, Demis Valdés, y el del lanzador de la Isla de la Juventud Wilber Pérez, no han sido revocados todavía. Aprobados, fue la palabra exacta. Escribo «todavía», porque todo está bajo la lupa en este deporte nuestro.

 

Higinio no dijo más, solo dejó entrever la poca seriedad de esos comentarios. A todas luces la Federación que él dirige es la más contradictoria y risible en esta historia. ¿Si no está «aprobado», entonces por qué está en la nómina oficial?

 

Los cubanos estamos alfabetizados hace buen tiempo, sabemos leer, incluso entre líneas. Lo que sí se desconoce fue el trabajo social del mencionado Valdés para ser perdonado de manera pronta por la Comisión, en tanto el diestro Freddy Asiel Álvarez era excluido de su equipo, las selecciones y preselecciones nacionales.

 

También se ignoran cuáles son los límites de dicha institución beisbolera, tan vilipendiada, y con razón. La Comisión Nacional se contradice una y otra vez. Hace la regla y la viola ella misma, y es que en el país de los ciegos, el tuerto es rey. Vélez ni siquiera da entrevistas. Total, no hace falta, ¿cierto? Al menos aseguró que se están estudiando los cambios para la 55 Serie Nacional. Eso es un alivio..., parece.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Ms

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next