Facebook Twitter Google +1     Admin
El Caribe, por su inspiración, enaltece la Historia y la Cultura

IMPACTOS ARTÍSTICOS

20080105170659-teatro-pineda-1-.jpg 

Por Luis Machado Ordetx

 

Amanece enero con una frialdad en las temperaturas, pero preñado de innumerables señales artístico-literarios que sumergen a la ciudad de un acontecimiento en otro, como si el despliegue de la vida cultural jamás cesara en esa mirada escrutadora -haya o no un teatro de la dimensión de «La Caridad»- dispuesta a enaltecer el espíritu de los espectadores.

 

Casi recién cerrada la tercera Temporada «Para Bailar en Casa del Trompo» -no a la altura de cuanto desearon los anfitriones de Danza del Alma por carencias de aseguramientos materiales y ausencia de algunas prestigiosas compañías impedidas de viajar aquí por falta de transportaciones-, hubo un éxito reconocido por  el público que durante un mes se personó frente al Museo de Artes Decorativas, ávido en percibir la magia del cuerpo humano en movimiento; metáfora del encantamiento poético señalado por Lezama Lima para distinguir al hombre y sus proyecciones singulares de reconstructor de realidades.

 

Después surgieron exposiciones de artes plásticas, y los caricaturistas de Melaíto se afirmaron más en el estruendo por el aniversario 39 de su fundación; simultáneas ocurrieron las discusiones teóricas previas a la celebración del VII Congreso de la UNEAC, pactado en su edición villaclareña para el miércoles entrante.

 

En el cónclave se aguardan expectativas propias del trazado la reflexión sobre la política cultural del país en las condicionantes actuales, y su incidencia y proyección en el territorio; mientras otros hechos se entroncan con la segunda edición del encuentro «Magdalena sin Fronteras», sustento del Estudio Teatral de Santa Clara y el Centro de Investigaciones Teatrales Odiseo (CITO) en coordinación con la revista Tablas -órgano especializado de las artes escénicas cubanas-, para la presentación de talleres, conferencias, puestas en escena y de intercambio entre creadores.

 

Oportunos serán los talleres,  conferencias, puestas en escenas, válidos en la meditación y la comunicación junto al público. A la ciudad, a partir de este martes y hasta el 18 de enero, concurrirán, según programa, prestigiosas agrupaciones europeas y latinoamericanas, en un espacio de confluencias y expresividad, entre las que cuentan al Grenland Frieteater (Noruega), Rapsoda Teatro (Colombia), Odín Teatro (Dinamarca), Teatro de las Raíces (Suiza), Dah Teater (Serbia), así como intérpretes de Singapur y Estados Unidos.

 

Al unísono, vendrá el festival nacional de trovadores «Longina», auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz, el cual reconocerá a  Santa Clara, Caibarién, Placetas y Sagua la Grande, con la presentación de compositores  e intérpretes volcados en torno a los siete lustros del nacimiento de la Nueva Trova y el legado histórico y musical de Manuel Corona Raimundo [Caibarién, 1880-La Habana, 1950], una leyenda indiscutible de esa tradición enriquecida por Pepe Sánchez, Alberto Villalón, Sindo Garay, Rosendo Ruiz y...

De Santiago de Cuba, hasta los planos urbanos de La Habana y otros territorios cubanos, hay que volverse a la ensoñación de textos de Corona: «Santa Cecilia», «Mercedes», «Las Flores del Edén» «Doble Inconciencia», «La Alfonsa» y, por cupuesto, «Longina», la inmortal pieza antológica del bardo de la Villa Blanca:

                     «En las sensuales líneas

                       De tu cuerpo hermoso

                       Hay un tema que destaca

                       Sensibilidad...»

 

Instalaciones artístico-literarias (Museo de Artes Decorativas, la Galería Provincial de Arte, la Universidad Central  y El Mejunje), reconocerán también la década de existencia de «La Trovuntivitis», espacio histórico de la vitalidad del joven movimiento trovadoresco cubano, y habrá recuento teórico, presentación de publicaciones y del libro Silvio: Que levante la mano la guitarra, de Víctor Cassaus y Luis Rogelio Nogueras.

 

Aunque, todavía sin la absoluta confiabilidad, a finales de enero se anuncia el concierto homenaje a la Orquesta de Música Moderna de Villa Clara, en las cuatro décadas de gestada, y a la memoria de Armando Romeu, paladín cubano de las jazz-band, acontecimiento al que están invitados Pucho López, José M. Crego, Carlos Álvarez, Enrique Plá y otros destacados instrumentistas villaclareños que trasladan nuestros ritmos a los más recónditos lugares del mundo.

 

A finales de febrero, llegará las XVII edición de la Feria Internacional del Libro, y los territorios de Santa Clara, Sagua la Grande y Manicaragua, serán escenario de diálogos con escritores locales y foráneos, momento que, junto a las tiradas de las editoriales nacionales y la nuestra, Capiro -presente 27 nuevos textos-,  propiciará un intercambio de sabiduría y realización espiritual.

 

Son en tres meses los que se avecinan, y en apretada síntesis, confirman que los acontecimientos artístico-culturales, sin duda, marcarán instantes inusuales para el  conocimiento y el esplendor cultural de cada individualidad radicada en estas ciudades de la geografía cubana.

Comentarios > Ir a formulario

cubanosdekilates

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Ms

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next