Facebook Twitter Google +1     Admin
El Caribe, por su inspiración, enaltece la Historia y la Cultura

LA VOZ DE CACOCÚM

20081114181427-normando-1-.jpg

Por Nelson García Santos

 

El prólogo, en aquellos abrazos y en los gestos de satisfacción de los rostros, revelaba sin  palabras, como se quiere, especialmente, a Normando Hernández Castro, en General Carrillo, su tierra natal.


Este encuentro tenía el encanto de lo inédito. No era una visita más de él a sus raíces innatas. Venía ahora, esta tarde, a la presentación de un documental sobre su vida de lúcido narrador deportivo, entre los buenos del país.


 Carrillo acudió a presenciar el acontecimiento. Y las autoridades locales reconocieron la trayectoria del hijo ilustre que jamás ha olvidado la tierra donde nació.
Allí, frente a la Casa de la Cultura, se exhibió el documental realizado por José Alberto Hernández Pacheco, experimentado camarógrafo y realizador de Tele Cubanacán, quien hilvana la historia a partir de testimonios del entrevistado, de amigos de la infancia, oyentes escogidos al azar y de los comentaristas deportivos Héctor Rodríguez, Roberto Pacheco, Piti Rivera, Rodolfo García y Renier González.


El documental tampoco es -ahí radica una de sus virtudes-, una sucesión de alabanzas sobre su protagonista, sino que recoge juicios divergentes  sobre su ejecutoria y la forma en que encara la narración con un estilo muy particular, ese que algunos califican de reiterativo.
Normando Hernández saltó desde el pedagógico Félix Varela -«donde primero agarró un micrófono como lo reconoce él mismo»-, para el periodismo hace más de tres décadas.
El deporte desde aquellos días hasta hoy, representa su delirio. Una agudeza, tan vital para la profesión, lo acompañan también a una privilegiada voz, con dotes naturales para improvisar, describir y una correcta dicción.


Hábil y audaz, este cronista deportivo, es capaz de rastrear la noticia dónde sea y a cualquier hora para darles la primicia a sus oyentes. Acostumbra a decir lo que sea necesario sin temor, aunque levante ronchas, lo cual, a veces cuesta, como bien lo sabe él que por fidelidad a la profesión ha sido hasta agredido.


Vale este documental, como argumentó en la presentación el periodista y escritor Aldo Isidrón del Valle, «que muestra de cuerpo entero al popular y polémico Normando Hernández», a quien unos admiran mucho y otros quizás no tanto, pero nadie le podrá cuestionar que se cuenta entre los grandes cronistas deportivos de nuestro país.

 

Comentarios > Ir a formulario

cubanosdekilates

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Ms

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next