Facebook Twitter Google +1     Admin
El Caribe, por su inspiración, enaltece la Historia y la Cultura

OSÉS, EL ÁNGEL DE GUARACABULLA

20090718220141-oses-2.jpg

ALEXIS GARCÍA ARTÍLES  (Escritor Villaclareño)

Cuando el 11 de julio de 1963 los cirujanos que  intervinieron quirúrgicamente a aquel niño de 9 años le dieron solo algunos meses de vida, lejos estaban de imaginar lo que la providencia le regalaría al muchacho: toda una vida, y el talento para hacerla más placentera para sí y para sus coterráneos. A partir de ese momento encontró en el dibujo una manera de sentirse útil y ocupado, de espantar el ocio, limitado como estaba de poder trabajar en el campo y de esa forma comienza a  expresarse artísticamente. Aquel niño era Pedro Osés.

Guaracabulla es Pedro y Pedro es Guaracabulla. La magia de nuestra campiña brotaba de sus trazos sobre cualquier soporte ya fuera papel, cartulina, tela, madera y con el material que tuviera a su alcance, tinta, lápiz, acuarela, tempera, óleo o el más reciente acrílico; incluso, por mucho tiempo llegó a preparar sus propios colores utilizando el jugo y la savia de las flores y frutos de las plantas. Pedro crecía con su obra y esta se alimentaba  de su pueblo; más allá de toda lógica y formación lo suyo era la creación en el estado más puro. Pintaba por inspiración, por impulso, sin búsqueda de lucro. Su comunicación con el mundo la apreciamos porque sus obras se transforman en signos que nos emocionan y nos entreabren por instantes las puertas de un mundo maravilloso.

"La vida es una eterna poesía. Cuando a mí me da el impulso, tengo la idea y empiezo a pintar (...) me empiezo a acordar de gentes, de cosas del pasado y de cosas de la vida que nos pasan a todo el mundo y así me sale el tema. Mi pintura tiene mucho de magia. No me considero primitivo, pero tampoco soy un naif, soy un pintor y ya", así se expresó en cierta ocasión patentizando su particular concepto del arte y la creación.

Observar un cuadro de Pedro Osés provoca desde el primer momento una profunda emoción que nos lleva hasta nuestra infancia, al reencuentro de los más disímiles instantes que vivimos cuando niños. Pletórica de misterios sus obras evocan y cantan a la gloria de los representantes de la más amplia mitología cubana.

Este 11 de julio, 46 años después de aquella intervención quirúrgica dejó de existir  Pedro Osés; el pueblo de su querida Guaracabulla acudió en masa a darle el último adiós. Su amigo de tantos años, el escultor Ramón Limonte pronunció las palabras de despedida a nombre de todos los que lo conocieron y admiraron; en su colofón recordó a Samuel Feijóo cuando escribió: "Los ángeles, los que he visto (y he visto algunos), han preferido casi siempre ser campesinos". Pedro es uno de esos ángeles.

 

Comentarios > Ir a formulario

cubanosdekilates

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Ms

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next