Facebook Twitter Google +1     Admin
El Caribe, por su inspiración, enaltece la Historia y la Cultura

129 AÑOS DEL TEATRO LA CARIDAD, EN SANTA CLARA

20140909025605-teatro-la-caridad-santa-cla.gif

 

Por Luis Machado Ordetx

 

El teatro “La Caridad”, de Santa Clara, una de las joyas arquitectónicas de Cuba, celebró este 8 de septiembre su aniversario 129 de fundado, según el interés y donación  al pueblo de esta ciudad mediterránea expuesto por Marta Abreu de Estévez, la patriota y Benefactora de la localidad.

 

La inversión de la majestuosa construcción ascendió a 140 000, 00 pesos-oro, y su proyecto nació en 1883 y se concluyó dos años después bajo la supervisión del arquitecto Herminio C. Leyva en áreas de lo que antes constituyó la ermita de La Candelaria, frente a la Plaza de Armas de Santa Clara, ciudad natal de Marta Abreu, una de las herederas de la acaudalada familia villaclareña propietaria de ingenios azucareros y vastas extensiones de tierra.

 

En los decorados pictóricos y escultóricos del teatro La Caridad (1885) fueron ejecutados por Miguel Melero, Miguel Arias, Fernando Bossi y el filipino Camilo Salaya, quienes ejecutaron paneles, medallones, retratos y telones idóneos a una de las más impresionantes salas teatrales de Cuba, solo comparado con la exquisitez del Terry (1890), de Cienfuegos.

 

El teatro se concluyó en poco más de un año, y tras su inauguración se presentaron 38 cláusulas para el funcionamiento y garantía social, entre las que se establece el doble propósito, en memoria de los padres, de socorrer con sus ingresos a los pobres de Santa Clara.

 

También fundamentó que el deber del Ayuntamiento de la localidad será la conservación de su teatro y evitar, como deber primordial, el indebido uso para presentaciones inmorales y poco edificantes.

 

Declarado Monumento Nacional, en 1982, el inmueble sufrió intervenciones arquitectónicas en las décadas del 30, 50 y 60 del pasado siglo, y entre 1982-1988 sufrió restauración científica, muy similar a la ejecutada en 2009 tras mantenimientos de los sistemas hidrosanitario, de protección contra incendios y eléctrico.

 

De la labor benéfica y humanista de Marta Abreu de Estévez en Santa Clara, destacan el obelisco erigido en la Plaza de Armas en memoria de los sacerdotes Juan de Conyedo y Francisco Hurtado de Mendoza (1886), así como cuatro lavaderos públicos (1887) en las riberas de los Bélicos y Cubanicay, además de un observatorio astronómico meteorológico municipal (1894), el alumbrado público (1895), y su contribución monetaria y conspirativa en la lucha por la independencia de Cuba contra el colonialismo español. También en su actividad benéfica sobresalen el dispensario El Amparo (1895) destinado a socorrer con asistencia médica a las familias pobres.

 

Del legado histórico de la Benefactora de Santa Clara, la patriota Marta Abreu de Estévez, y de la trascendencia del teatro La Caridad, considerada entre las piezas arquitectónicas más hermosas de Cuba, especialistas e investigadores de Villa Clara expusieron sus puntos de vista en un coloquio sobre tradición e identidad que tuvo por sede este lunes en el coliseo cultural de la ciudad.

 

Allí se acordó que el año entrante, aniversario 130 del teatro, se efectué otro encuentro similar para reconstruir la historia de los pasos de Enrico Caruso, Luis Roncconi, la ópera de Scognamiglio, Eusebia Cosme, Luis Carbonell, Alicia Alonso, Esther Borja, y prestigiosas personalidades del panorama artístico-literario nacionales o foráneas por un escenario que conserva una historia inusual en la cultura cubana.

 

 

 

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Ms

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next