Facebook Twitter Google +1     Admin
El Caribe, por su inspiración, enaltece la Historia y la Cultura

KAMIKAZE, la lectura del color

20060909003625-amilka-chacon-.jpgPor Luis Machado Ordetx

Asentada, tal vez, en el entusiasmo creciente de las combinaciones que posibilitan las escalas del color y de la demopedia —derivación del griego peideía en su sentido de enseñanza o saber popular—, la obra pictórica del villaclareño Amílkar Chacón Iznaga se adentra en los vericuetos del abstraccionismo y la figuración, para proponer un discurso, en fin una comunicación, que ahonde en el concepto de las tradiciones, las leyendas, usanzas, consejos, sentencias, cantares y modismos, y hasta idiotismos.

 

Kamikaze, la exposición inaugurada este jueves en la UNEAC  —seguidora de otras dos muestras personales anteriores: Ruinas del paraíso y Augures—, indaga desde lo geométrico y el cromatismo     (en las colocaciones del rojo, el negro, el carmelita, el azul o el blanco), en aparentes confluencias de lo africano y lo hispano, con el propósito de decantar las esencialidades de lo cubano.

 

A algunos, el diálogo, en un golpe de vista, tiende a parecer hermético, simple, pero en el pintor subsiste una búsqueda y una experiencia acabada, según la propuesta, con la línea y la inserción hipertextual, al incorporar la estilización del rostro humano, el propio, dentro de determinados espacios de las piezas referenciales.

 

Cada cual, al acercarse a la exposición en su totalidad —también a la individualidad de los cuadros—, coteja  un gusto por el color, a veces en derroche de lo oscuro e hiriente del negro y el rojo, y saca  conclusiones ante las disímiles lecturas que ofrece el pintor.

 

La proposición escogida por Chacón Iznaga, arguye al enfoque suicida por el título, pero sentencia lo experimental a partir de la presencia del juego con el cromatismo y las composiciones dialógicas que estable el espectador con la obra.

 

Ahí sobresale la elección del color, el mensaje y las figuras incluidas dentro del cartel y la portada del catálogo de la exposición, así como otras piezas donde la gestualidad incluida en lo hipertextual se aporta como referencia.

 

El autor, pedagogo, además, gana mayor soltura profesional en las piezas de menor formato, al explayarse en la riqueza de lo figurativo, al tiempo que lo hermético del discurso tiende a esconderse ante la visualidad.

 No obstante, en la elección del color, y hasta del tamaño de las piezas y la habilidad técnica ante lo abstracto, aflora, de cierta manera, el rostro del conflicto dramático del hombre y la contemporaneidad descontextualizada.     

Comentarios > Ir a formulario

cubanosdekilates

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Ms

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next